Uso de un sensor termosensible autoadhesivo en componentes de motores  para evitar fraudes durante períodos de garantía.

 

Propósito: un importante suministrador de recambios para el automóvil contactó con nosotros buscando un indicador de temperatura barato y fiable para solucionar una problemática muy habitual en los talleres de reparación: el intento de los clientes de reparar su coche sin coste aludiendo al período de garantía asegurando que no ha habido mal uso del automóvil. ¿Cómo comprobar si el cliente tiene o no la razón?

 

 

 

Producto Termosensible utilizado: TEMPERATURE RECORDER. En la web de venta on-line están detallados todos los modelos y sus rangos. Si quiere acceder pulse el icono del carro de arriba a la izquierda, donde pone “click”.

 

Trabajo realizado:

Se diseñó un sensor autoadhesivo con el tamaño adecuado para poder ser fácilmente visible por el mecánico del taller y que a su vez permitiera su uso en los diversos componentes del motor que pudieran delatar el posible mal uso del vehículo. Se incluyeron las temperaturas que los profesionales consultados determinaron como críticas y se utilizó un material encapsulado que, por supuesto, fuera resistente a la humedad, vapor y grasa presentes habitualmente en los motores de combustión. Cuando la etiqueta sufre una temperatura anómala, ésta queda registrada mediante un claro cambio de color: blanco a negro y el mecánico dispone de un testimonio visual para verificar que la reparación no podrá realizarse bajo garantía puesto que se ha hecho un mal uso del vehículo.

 

Esta etiqueta ha sido incorporada por varios talleres de reparación desde su diseño y, debido a su fácil manejo y alta precisión, cada vez está más extendido su uso para este propósito.