En la categoría de productos termocrómicos hay otras soluciones complementarias como son las tintas termosensibles, los lápices para control de temperatura y las pinturas termocrómicas con cambio de color por temperatura.

 

Estos tres tipos de producto están basados en tecnologías diferentes y en cada caso tienen una aplicación en sectores bien diferenciados:

 

Tintas termosensibles

 

Este tipo de tintas reaccionan al calor mediante un cambio de color o pasando a la transparencia. Hay diversos tipos, según el método de impresión que se vaya a usar y para diferentes materiales. Las más comunes son las de tipo reversible, con una clara aplicación en productos publicitarios o de promoción. Sin embargo también hay tinta irreversible, para procesos de marcado y control de temperatura. Estos productos requieren un cierto conocimiento para su uso, por lo que recomendamos se pongan en contacto con nosotros para ver la solución más adecuada. En el apartado de documentación se puede encontrar más información.

 

Lápices

Los lápices termocrómicos, son de tipo irreversible. Se aplican sobre la superficie a controlar y realizan un cambio de color al alcanzar la temperatura indicada, permaneciendo luego inalterable el trazo o dibujo. Se fabrican en 3 temperaturas: 120ºC, 245ºC y 600ºC grados centígrados. Una de sus principales aplicaciones es en soldaduras industriales, ya que permite, dibujar una linea sobre la zona a soldar y mediante el cambio de color, comprobar que se ha alcanzado la temperatura suficiente para realizar correctamente la soldadura.

 

En la web de venta on line encontraremos los modelos disponibles con sus especificaciones. Si quiere acceder pulse el icono del carro de arriba a la izquierda donde pone “click”.

 

Pinturas termocrómicas 

Son pinturas que, al efecto de la temperatura, realizan un cambio de color irreversible. Permiten controlar superficies y analizar los sobrecalentamientos en diferentes zonas. Son ideales para realizar mapas térmicos. Cubren un rango desde los 135ºC hasta los 1.270ºC grados centígrados. Entre otras muchas aplicaciones, se usan en competiciones de motor y aeronautica para monitorizar la temperatura en los frenos de disco y otros componentes. También se usa para controlar sobrecalentamiento en depósitos o conducciones de gas a presión y prevenir así futuras fugas. En la sección de documentación podemos encontrar especificaciones técnicas de este producto.

 

Así mismo en la web de venta on line encontraremos algunos de los productos con sus especificaciones. Si quiere acceder pulse el icono del carro de arriba a la izquierda donde pone “click”.